El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha comparecido hoy en rueda de prensa para defender los dos decretos que ayer, viernes, aprobó el Consejo de Ministros: la Reforma del Sistema de Formación Profesional y la Modificación de cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). Estos decretos van íntimamente relacionados con el desarrollo de la Ley de Economía Sostenible (LEA) que se aprobó en marzo. En palabras del Ministro  "Esto no es una medida ni de última hora, ni improvisada, sino algo que desde el primer momento entendimos que era necesario en las conversaciones del pacto educativo cuando nos comprometimos en el plan de acción posterior para abordar medidas para flexibilizar el sistema educativo para crear más oportunidad con más exigencia".

 

Para el Ministro la principal motivación de esta reforma ha sido la de reducir el porcentaje de alumnos que están en riesgo de abandonar el sistema educativo "Hay más de un 30 por ciento que se encuentra en esta situación y queremos lograr que esto no ocurra y dar a estos jóvenes más oportunidades y caminos para que prosigan con su formación".

 

"Queremos que el sistema educativo sea más flexible para que los caminos no sean inexorables, que los chavales tengan más posibilidades, que haya menos riesgo de abandono y tengan más alicientes para continuar formándose", ha insistido el ministro, al tiempo que ha subrayado que "el mensaje para la sociedad es fórmate lo más que puedas, no dejes nunca de formarte, la formación que adquieras se puede complementar con posterioridad, los caminos son permeables siempre en una dirección u otra", ha añadido.
 
Sobre la Reforma de la Formación Profesional,  esta reforma acaba con la "rigidez" del sistema anterior, a través del diseño de pasarelas, tanto horizontales como verticales entre los diferentes ciclos formativos: "Hasta ahora, había que dar un paso atrás o volver al principio si se querían cursar otros estudios”.
 
Aún así Gabilondo reconoce que "no se acaba con el problema de la FP en este país" ya que la Formación Profesional no sólo es un tema educativo, sino también un tema de concepción social, pues mientras en Europa se estudia FP dos tercios de los alumnos y un tercio bachillerato, "en España es al revés"
 
Por otra parte, Gabilondo ha anunciado que para seguir impulsando y desarrollando la Formación Profesional el Ministerio de Educación va a invertir 600 millones de euros durante los próximos tres años.
 

 

 

TU CUOTA DE AFILIACIÓN GRATIS