FSIE, ante la educación diferenciada, apoya el derecho de los padres y demanda las subvenciones públicas y los conciertos educativos.

Según el comunicado, aprobado en su último Secretariado, el sindicato FSIE, manifiesta que deben respetarse los principios de libertad de enseñanza establecidos en la Constitución, garantizando a los padres la libre elección de centro.

 

Así mismo, se muestra partidario de que la enseñanza diferenciada por sexos encuentre, por parte de las Administraciones públicas, el mismo trato y respaldo económico que el resto de centros privados concertados.
 
De este modo el sindicato sale al paso de la intención de algunas Comunidades Autónomas que ya han expresado su negativa a sostener con fondos públicos a aquellos centros que mantengan una educación diferenciada. Para el sindicato esta postura es abusiva y discriminatoria, al tiempo que no se atiene al mandato constitucional y a las disposiciones internacionales.